Uniforme privativo de este Real Cuerpo

Concedido por Real Decreto en 1904 por S.M. el Rey Don Alfonso XIII, se encuentra hoy en día en vigor.

Acta de la II Junta General en 1.783

Por acuerdo se designó al Duque de Santisteban como primer Director-Presidente

Capítulo de San Ildefonso

Momento en el que el caballero que ingresa realiza ante el Presidente su solemne promesa.

Ceremonia de ingreso de caballeros y damas

Con caracter anual, el día de San Ildefonso, se celebra en el Real Monasterio de la Encarnación,reciben los caballeros y damas del Cuerpo a los nuevos miembros.

Capítulo del Real Cuerpo principios s.XX

S.A.R. el Infante don Fernando, presisente del Real Cuerpo, saliendo de un capítulo de San Ildefonso, ostentó la representación de S.M. el Rey pudiendo observarse el palio y los alabarderos.

Promesa de ingreso de Dama del Real Cuerpo

Desde 1940 se crea un Brazo de Damas.

Capítulo del Real Cuerpo de 1951

El Brazo de Damas a la salida de la función religiosa junto al Infante Presidente.

Capítulo de San Ildefonso 2012

Grupo de Caballeros con el birrete, manto, cordones y guantes reglamentarios para ceremonias religiosas.

martes, 12 de mayo de 2020

Nueva edición del estudio de Juan Miguel Soler Salcedo sobre las Grandezas de España.

El Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid y la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía han patrocinado la nueva edición del estudio de Juan Miguel Soler Salcedo sobre las Grandezas de España denominadas de Inmemorial. El libro ha sido editado por Visión Libros y ha sido puesto a la venta, tanto en papel como en diferentes formatos electrónicos, por el Grupo editorial a principios de mayo de 2020, ya que su presentación formal no ha podido todavía tener lugar por el estado nacional de confinamiento. Los enlaces en google, ebook, amazon o casa del libro pueden verse en la página de la editorial www.visionnet-libros.com.



La obra de 677 páginas es la segunda edición de la que el autor publicó hace años, aunque enormemente aumentada puesto que triplica la información inicial y ha sido corregida y nuevamente maquetada, con una larga nota explicativa del contenido de la Segunda Edición y una nueva escritura de la Introducción. El estudio cuenta tambien con 1850 notas explicativas de las diferentes Casas tratadas y una Bibliografía fundamental.



lunes, 10 de febrero de 2020

Conferencia del General D. Fernando García-Mercadal.

El Caballero del Real Cuerpo y Diputado de Honor D. Fernando García-Mercadal pronunciará una conferencia en.el Aula de Cultura ABC, el próximo 13 de Febrero, sobre 'Los símbolos políticos. el ceremonial y las distinciones Oficiales del Reino de España, siendo presentado por el Director de la Fundación Vocento D. Fernando García de Cortázar.


  • Museo ABC, Amaniel, 29-31
  • Jueves, 13 de febrero, a las 19:30 horas
  • Entrada libre hasta completar aforo

jueves, 6 de febrero de 2020

Investidura de nuevos Caballeros y Damas del Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid.

El Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid, una vez obtenida la Real Venia de S.M. el Rey, Jefe Supremo de la Corporación, celebró en el Real Monasterio de la Encarnación el sábado 25 de Enero la ceremonia de ingreso de nuevos Caballeros y Damas de la corporación, siguiendo la tradición de conmemorar en esas fechas a sus patronos San Ildefonso y Nuestra Señora la Real de la Almudena. Los nuevos miembros del Real Cuerpo prestaron juramento ante el Presidente de la Corporación D.Juan Pelegrí y Girón, Vizconde de las Torres de Luzón.

Tomaron el manto de Caballeros D. Vasco Antonio de Eguía y Moreda, D. Pedro de Salas y Claver, D. Tomás Vargas Machuca y Gref, Conde del Porto, D. Armando Gómez y Cervantes, D. Alfonso Pelegrí y Souviron, D. Leopoldo Fernández de Angulo y Gómez de las Cortinas, D. Carlos Gómez y Cervantes, D. Ramiro Pérez-Maura de la Peña, Duque de Maura, D. Gabriel de Vidal y Cos y D. Rafael Luis Rovira y Arbona. Recibieron el Lazo de Damas Doña Carlota Colón de Carvajal y García, Doña Christina Ruano de Burnay y Vernhes, Doña Alejandra Valdés y Gross, Doña María de Novais Sanhudo da Cunha Coutinho, Condesa Pontificia de Vidal y Doña Alejandra de las Alas-Poumariño y Gallego. 
 


La ceremonia concluyó con un solemne acto religioso oficiado por el Capellán de Honor del Real Cuerpo y Ministro Consejero de la Nunciatura Apostólica, Monseñor Gian Luca Perici y concelebrado por los Capellanes del Real Monasterio, D.Javier Calvo Avilés y D.Joaquín Martín Abad, capellán efectivo del Real Cuerpo y Capellán Mayor del Real Monasterio.


Estuvieron representadas en el acto la Diputación Permanente y Consejo de la Grandeza de España y Títulos del Reino, el Real Consejo de las Ordenes Españolas, la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, las Reales Maestranzas de Caballería de Ronda, Sevilla, Valencia y Zaragoza, el Real Cuerpo de la Nobleza de Cataluña, el Estamento Militar de Gerona, la Real Cofradía del Portillo de Zaragoza, La Real Hermanad del Santo Cáliz de Valencia, el Cabildo de Caballeros y Escuderos de Cuenca, la Junta de Nobles Linajes de Segovia, la Guardia Real y la Real Hermandad de los Nobles Españoles de Santiago de Nápoles; asistiendo también representaciones de la Asamblea Española de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de Malta y del Subpriorato Español de San Jorge y Santiago de dicha Orden, de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén y de la Sacra Orden Constantiniana de San Jorge .


Después del solemnísimo acto religioso celebrado tras la investidura, los Caballeros y Damas y sus invitados se trasladaron a la Real Gran Peña donde asistieron a un cóctel seguido de una concurridísima cena. Al finalizar el Presidente del Real Cuerpo pronunció un breve discurso agradeciendo el mensaje del Capellán Mayor Perpetuo, S.E.R. D.Carlos, Cardenal Osoro Sierra, el recuerdo de los Caballeros Protectores SS.AA.RR. D. Pedro de Borbón Dos Sicilias, Duque de Calabria, y Dom Duarte de Portugal, Duque de Bragança y el del Alcalde de Madrid D. Jose Luis Rodríguez-Almeida y Navasqües; transmitiendo a todos los Caballeros y Damas el saludo de S.M. el Rey como Jefe Supremo del Real Cuerpo; haciendo luego referencia a los acontecimientos del año transcurrido, los principios caballerescos de la corporación, la exigencia de conductas ejemplares en todos los miembros y de su sumisión en la vida cotidiana a los más altos ideales y el compromiso del Real Cuerpo y de todos sus Caballeros y Damas con España, con la Corona y con S.M. el Rey y terminando con el tradicional brindis por S.M. el Rey y por España.

lunes, 3 de febrero de 2020

El Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid asiste al funeral solemne por S.A.R. la Infanta Doña Pilar.

El 29 de enero de 2019, en el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, ha tenido lugar el funeral solemne por el eterno descanso de S.A.R. la Serenísima Señora Infanta doña Pilar de Borbón  y Borbón, que falleció el 8 de enero de 2020 a los 83 años de edad.

Presidió la concelebración del funeral monseñor D.Juan del Río, arzobispo castrense, acompañado por otros seis sacerdotes entre los que se encontraba el Nuncio de Su Santidad monseñor D. Bernardito Auza y el Prior de la comunidad agustina del monasterio. 

SS.MM. los Reyes D. Felipe VI y Doña Letizia entraron en la basílica con los acordes de la Marcha Real y tomaron su lugar en el sitial colocado en el presbiterio en el lado del Evangelio. Previamente saludaron a los hijos de la Infanta en la entrada de la basílica y a SS.MM. los Reyes D. Juan Carlos y Doña Sofía antes de subir al lugar reservado para ellos. Asistieron también SS.AA.RR. las Infantas doña Elena y doña Cristina, la Princesa Beatriz de los Países Bajos, SS.AA.RR. los Duques de Calabria y de Braganza, Caballeros Protectores del Real Cuerpo de a Nobleza de Madrid,  la Princesa Astrid de Luxemburgo, S.M. la Reina Margarita de Bulgaria con los Príncipes de Panagyurishte, la Princesa de Vídin y la Princesa viuda de Tírnovo, S.A.R. el Archiduque Georg de Austria, así como SS.AA.RR. Doña Ana de Francia y la Duquesa de Calabria, ambas Damas Protectoras del Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid, entre otros miembros de familias reales y de la familia del Rey. 




Al funeral asistieron, además de familiares y amigos de S.A.R. la Infanta doña Pilar, la Vicepresidenta Primera del Gobierno, la Presidenta del Congreso, los Presidentes del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, los Alcaldes de Madrid y de San Lorenzo de El Escorial, diversas autoridades civiles y militares y otras personalidades de la vida española. 

El Arzobispo Castrense pronunció una emocionada homilía recordando a S.A.R la Infanta doña Pilar, a la que calificó como “una fiel servidora de España y de la Corona”, que tuvo una vida “no exenta de pruebas” y de la que destacó su generosidad para con los demás. El funeral terminó con el himno “La muerte no es el final”, al que emotivamente se unió S.M. el Rey D.Felipe VI. 

Estuvieron presentes en el funeral representantes de la Diputación de la Grandeza de España y Títulos del Reino, las Cuatro Órdenes Españolas y su Real Consejo, las Reales Maestranzas de Caballería y el Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid, éste último encabezado por su Presidente, Excmo. Sr. Vizconde de las Torres de Luzón, acompañado de los miembros de la Junta de Gobierno.


jueves, 23 de enero de 2020

Presentación del libro del Caballero D. Jose Manuel García Margallo.


viernes, 17 de enero de 2020

Sentencia de la Audiencia Nacional sobre el uso de la Cruz del Real Cuerpo en el uniforme militar.



IMPORTANTE SENTENCIA DE LA AUDIENCIA NACIONAL SOBRE EL REAL CUERPO 



Nuestros tribunales no acostumbran a prodigarse con pronunciamientos cuidadosos y fundados sobre litigios de Derecho Premial, si dejamos a salvo los títulos nobiliarios. No obstante, de unos pocos años a esta parte han visto la luz algunas sentencias muy significativas sobre determinadas órdenes y condecoraciones, -vinculadas a los Ministerios de Defensa e Interior, principalmente-, y también relacionadas con las órdenes históricas de caballería. Sobre estas últimas pueden consultarse los artículos publicados por el general auditor y caballero del Real Cuerpo Fernando García-Mercadal y García-Loygorri (“Las cuatro órdenes de caballería españolas y la sentencia 234/2008 del Tribunal Supremo”, Hidalguía, 368 (2015), pp. 5-16, y “Una interesante sentencia de la Audiencia Nacional sobre la soberana y militar Orden de Malta”, Hidalguía, 378 (2018), pp. 359-370). 

Han sido precisamente los criterios interpretativos fijados a su paso por las Asesorías Jurídicas del Ejército y de la Guardia Civil por el general García-Mercadal, a quien puede considerarse con todo merecimiento el padre del Derecho Premial español contemporáneo, los que han inspirado muchas de las resoluciones judiciales apuntadas, resoluciones que exponen por vez primera de forma ordenada y sistemática unos razonamientos coherentes acerca del adecuado encaje en nuestro ordenamiento jurídico de algunas instituciones premiales desatendidas durante décadas por la jurisprudencia. 

Le toca ahora el turno al Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid. Así, una sentencia del pasado 2 de octubre de 2019 de la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, que se ocupa habitualmente de los asuntos procedentes de los Ministerios de Defensa e Interior, redactada por la magistrada Doña Margarita Pazos Pita, da la razón a un Teniente Reservista del Cuerpo Jurídico Militar y Caballero del Real Cuerpo, asistido por el letrado Don Oscar Castañón Bayón, en sus aspiraciones de lucir sobre el uniforme militar “las insignias y distintivos del Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid, así como su anotación en la parte de Datos Administrativos de la Hoja General de Servicios del Sistema Informático de Personal del Ministerio de Defensa (SIPERDEF)”. 

La resolución que comentamos es muy relevante por varios motivos. En primer lugar, porque se trata de una sentencia dictada por la Audiencia Nacional como órgano colegiado en trámite de apelación, no un simple fallo de un juzgado contencioso administrativo. Pero, sobre todo, porque hace suyos los razonamientos expuestos por el propio Ministerio de Defensa en la Instrucción General 06/12 del Ejército de Tierra sobre autorización de uso sobre el uniforme de recompensas civiles y militares, razonamientos ignorados por la sentencia de instancia que se revoca. 

Particularmente notables nos parecen los párrafos de la sentencia de la Sala que reproducen algunos extremos de algunos dictámenes elaborados en su día por el hoy general García-Mercadal. No nos resistimos a reproducirlos aquí, parcialmente: 

“En lo que concierne a las mal llamadas condecoraciones nobiliarias, o instituciones nobiliarias según las Normas de 16 de mayo de 1957, más propiamente insignias o distintivos de órdenes de Caballería, órdenes militares o corporaciones caballerescas, no cabe si no reiterar aquí el criterio expuesto por la Asesoría Jurídica del Cuartel General del Ejército en sus dictámenes de 16 de marzo y 15 de septiembre de 2005 de que dichas órdenes o corporaciones no son propiamente condecoraciones sino unos institutos de naturaleza singular tutelados tradicionalmente por la Corona, con personalidad jurídica civil y plena capacidad de obrar en virtud de su peculiar normativa histórica. 

Así, el estatus jurídico de las cuatro Órdenes españolas, de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa, junto con el otras hermandades nobles, como el Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid, aunque poco conocido, al estar anclado en normas políticas y canónicas centenarias, ha sido legitimado por S. M. el Rey, tras la promulgación de la Constitución de 1978, al dar el placet a los ingresos de nuevos caballeros y a las sucesivas Juntas de Gobierno, con la exhibición pública de sus insignias en sus uniformes de Capitán General, con su presencia en actos institucionales diversos o con las invitaciones cursadas a los representantes de las mismas a determinadas ceremonias de la Monarquía, poniéndose en evidencia de este modo el regio aprecio por el valioso legado, cultural, sentimental e histórico, del que son depositarias”. 

La Audiencia Nacional subraya asimismo como “la génesis y evolución de algunas de estas corporaciones han estado estrechamente ligadas a la vida de los Ejércitos, relación que se ha consolidado con el hermanamiento oficial de algunas de ellas con sus Regimientos homónimos y que el dictado de S. M. el Rey como autoridad suprema de las órdenes militares y otras corporaciones caballerescas tiene una rango legal privilegiado, pues ha de entenderse comprendido en el artículo 56.2 de la Constitución que atribuye al Rey la utilización de “los demás [títulos] que correspondan a la Corona”, precepto que fue reproducido casi literalmente por artículo 1.1. del Real Decreto 1368/1987, de 6 de noviembre, sobre Régimen de títulos, tratamiento y honores de la Familia Real y de los Regentes”. 

Finalmente, la sentencia destaca la plena vigencia las Reales Ordenes de 29 de marzo de 1926 y 31 de diciembre de 1927 publicadas en la Gaceta de Madrid que autorizan a los caballeros de las órdenes de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa, del Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid y de San Juan de Jerusalén o Malta a exhibir con “carácter permanente” sobre el uniforme militar sus respectivas insignias, bordadas o de paño, “y no se constata la existencia de normativa que expresamente excluya a los Cuerpos Comunes de [tales] autorizaciones”. 

Como decimos, una importante resolución que clarifica la naturaleza jurídica del Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid, -“una corporación caballeresca española fundada en 1782 e históricamente tutelada por la Corona”-, que como otras corporaciones nacidas al mundo del Derecho durante el Antiguo Régimen que han sobrevivido de forma ininterrumpida hasta nuestros días, no puede equipararse, ni por su trayectoria ni por sus seculares vínculos con la Corona y las Administraciones Públicas, a cualesquiera de la infinidad de entes particulares creados al amparo de la normativa común de asociaciones. 


El Barón de Gavin